8 jun. 2015

Patolli un juego prehispánico


Personas rezando a Xochipilli para jugar patolli
1. En el códice Magliabechiano se puede ver a varias personas rezando a Xochipilli y jugando patolli






El patolli es uno de los juegos mas antiguos del México prehispánico y quizá tan importante como el juego de pelota o el volador, pero que fue prohibido por considerado demoníaco y poco a poco olvidado llevándolo casi al olvido.




La información que tenemos sobre el juego prehispánico del Patolli es de Fray Bernardino de Sahagún que lo nombra brevemente en los pasatiempos y recreaciones de de los señores, comparando a el Patolli con los juegos de mesa que el Fray conocía de España como: el castro, alquerque y el de los dados. En la ilustración que aparece en el códice florentino (figura 2) se puede ver una forma cruz y con las casillas distribuidas a lo largo de esta, a los lados aparecen dos personas jugando sentadas, el de la izquierda lanza los frijoles y el de la derecha se ve que le esta hablando por que de su boca salen dos vírgulas de tlahtolli (palabra).

Dos personas jugando patolli F. B. Sahagun
2. Dos personas jugando con frijoles conocidos como patollis

También Fray Diego de Duran lo nombra y lo compara con los Naipes pero por el solo hecho de que es un juego de azar y siempre había apuestas relacionádolo con el mal, en el Altas de Duran podemos ver una ilustración del patolli en el que dos personas sentadas están jugando arrojando los frijoles a un tablero que Duran describe como:
"Sobre esta estera (petate) tenían pintada una aspa grande de que tomaba el petate de esquina á esquina dentro del güeco de esta aspa había atravesadas unas rayas que servían de casas la cual aspa y casas estaban " 
incluso menciona el método con el que era pinado que era con tizne de ocotl y olin derretido, nombra una yerba llamada chichicpantli y que se aveces se mezclaba con el pulque.
Beatriz de la Fuente en la ciudad de Teotihuacan a identificado varios lugares en los que se jugaba a el patolli e incluso en las pinturas murales que se encuentran en esta ciudad aunque la forma no es parecida, esta pudo ser una forma primitiva de este juego y que los especialista nombran como "pecked crosses" (figura 3). Beatriz de la Fuente menciona que algunas de las representaciones tienen las 52 casillas y que es el numero de casillas que tiene que tener este juego. Por ultimo mencionare hay un dibujo del único ejemplar autentico que tenemos que realizo Hermann Bayer que se encontró en el pedregal de San Ángel con la misma cantidad de casillas (figura 5).

Pecked crosses o patolli de Teotihuacan
3. En Teotihuacan se encontraron representaciones de patolli o pecked crosse

En la actualidad el nombre de patolli es el mas utilizados y conocido, A. Caso nos dice que esto deriva de unos frijoles grandes a los que se les hacia marcaba para utilizarlos como dados esto en una investigación realizada por el en Veracruz en el municipio de Huitzilán de habla  Nahautl,  también menciona que en el municipio vecino de Zapotitlán en donde hablan Totonaco utilizan el nombre Lizla que también es nombre que se le da a unos trozos de caña utilizados como los frijoles (dados). Al parecer, el nombre de Patolli era el que se le daba a los frijoles utilizados como dados, era el mismo nombre que se le daba al juego con unas cañas llamadas Lizla (figura 4) igual empleadas como dados para este mismo juego en particular. Clavijero dice que la palabra Patolli era utilizada para cualquier juego en particular como el "amapatolli" (patolli de papel o baraja) o el "cuauhpatolli" (patolli de madera o ajedrez). Pero esto solo paso después de la conquista, y solo con los juegos traídos por los Españoles que se parecieran en la forma de jugar el patolli se aglutinaba con el nombre de este juego es por eso que Clavijero lo utiliza como sinónimo de "Juego".

Lizla nombre que se le da en totonaco al patolli
4. Lizla es el nombre de las cañas utilizados por habitantes de Zapotitlán


Como vimos anteriormente para poder jugar el patolli se utiliza un petate con el diseño del juego y con los patolli (frijoles marcados) o con Lizla (cañas marcadas), podían participar de dos a mas jugadores pero solo uno del equipo podía jugar por todos. Cada equipo tenia 6 piedras rojas y 6 azulas que eran las que se utilizaban para avanzar en las casillas marcadas en el patolli y no podía ocupar dos piedras una misma casilla tanto propia como del contrario y gana el recorra primero las 52 casillas del juego. Para poder avanzar se arrojaban los frijoles al aire o las Lizla a parecer se arrojaban hacia el suelo.
Las cañas (Lizla) están cortadas por la mitad y que en la parte cóncava tiene marcadas unas cruces (figura 4) e indican el numero de casillas que se deben avanzar. Se utilizan cuatro cañas dos sin marcar, una marcado con dos cruces y la ultima con cuatro cruces estas se arrojan al suelo si todas las caras cóncavas caen boca abajo indica que debe avanzar 10 casillas, si todas hacia arriba son 5 casillas, si caen tres hacia arriba son 3 casillas, si caen dos hacia arriba son 2 casillas y una hacia arriba es 1 casilla (estas reglas no las da Alfonso Caso).
La forma de utilizar los frijoles es mas fácil, son 5 frijoles grandes marcados con un punto en uno de sus lados indica el numero de casillas que se deben avanzar a igual que el anterior si los frijoles marcan 5 de bebe avanzar 10 casillas si caen cuatro, son 4 casillas y así sucesivamente.

Hermann Beyer realizo este dibujo del patolli del pedregal
5. Dibujo del patolii encontrado del pedregal. 


Xochipilli y Ometochtli son los dioses del patolli y a ellos iban dirigidos los ritos que realizaban para que a cambio recibir favores (figura 1), Duran llega a mencionar que antes de iniciar las partidas colocaban el petate en el lugar de adoración con los accesorio que se utilizaban al igual que incienso así como comida al acabar esta ceremonia empezaban a jugar con gran confianza. Durante el juego era común hablarle al petate y a los dados antes de lanzarlos, también lanzaban una palmada al aire pidiendo a Ometochtli su ayuda.
Los ritos que conlleva jugar el patolli llevaron a que los Frailes tacharan con un juego de los demonios tanto Duran como Fray B. Sahagun, ya que los soldados Españoles tenían una tradición viciosa hacia los juegos de azar y apuestas penadas por sus autoridades de su propio país y al ver las apuestas que realizaban los indígenas que iba desde apostar mantas, las joyas, las piedras, los esclavos incluso hasta apostar su propia libertad llevo a que este juego fuera prohibido

Para finalizar, el significado o el simbolismo del patolli es mas profundo que solo un acto lúdico de apuestas ya que marca un ciclo de 52 años (Xiuhmolpolli) simbólicamente, el mismo tiempo que el fuego nuevo (figura 6) y al ser multiplicado dos jugadores era el ciclo del "Huehuetiliztli" conformado por 104 años (entre los Mayas el ciclo de 52 años es Haab) así como el equilibrio de la dualidad que conforma la cosmogonía de los pueblos prehispánicos de México

Códice que muestra la celebracion del fuego nuevo en Mexico
6. Celebración del fuego nuevo que se realiza cada 52 años.


En la actualidad quedan pocos juegos que recordemos del México prehispánico, quizá el mas famoso sea Tlachtli o Tlaxtli comúnmente conocido como el juego de pelota que fue muy jugado en toda Mesoamericana, pero actualmente pocos recuerdan el Patolli ya que este prácticamente esta olvidado y quizá ya no sea jugado ni en las comunidades indígenas de México pero si promovemos el uso de nuestros juegos y costumbre prehispánicas el olvido de nuestras raíces nunca vez pasara.