22 ago. 2013

Cacamatzin Icuic
Cantos de Cacamatzin

Poesía Nahuatl

La versión en español de este poema esta al final del post
In antocnihuané,
Amigos nuestros,

tla oc xoconcaquican:
escuchadlo:

ma ac azo ayac in tecunenemi.
que nadie viva con presunción de realeza.

Cualanyotl, cocolotl,
El furor, las disputas

ma zo ilcahui,
sean olvidadas,



ma zo pupulihui,
desaparezcan

yeccan tlalticpac.
en buena hora sobre la tierra.

No zan noma nehuatl,
Tambien a mi solo,

nech on itohua in yalhua,
hace poca me decian,

tlachco on catca,
los que estaban en el juego de pelota,

conitohua, cinilhuiya:
decían, murmuraban:

¿Ach quen tlatlaca?
¿Es posible obrar humanamente?

¿Ach quen tlatlamati?
¿Es posible actuar con discreción?

Ac zan ninomati,
Yo solo me conozco a mi mismo,

Mochi conitohua,
Todos decían eso,

an in anel in tlatohua tlaticpac.
pero nadie decía verdad en ta tierra.


Ayahuitzin moteca,
Se extiende la niebla,

ma quiquiztla in ihcahuaca,
resuenan los caracoles,

nopan pani tlalticpac.
por encima de mí y de la tierra.

Tzetzelihui, mimilihui, yahualihui xochitli,
Llueven las flores se entrelazan, hacen giros,

ahuiyaztihuitz ni tlalticpac.
vienen a dar alegría sobre la tierra.


O ach, yuhqui nel ye ichan,
Es en verdad, tal vez como en su casa,

totatzin ai,
obra nuestro padre,

ach in yuhqui xoxopan in quetzalli,
tal vez como plumajes de quetzal en tiempo de verdor,

ya xochitica on tlacuilohua,
con flores se matiza,

tlalticpac ye nican ipalnemohuani.
aquí sobre la tierra está el dador de vida.

Chalchiuh teponaztli mimilintocan,
En el lugar donde suenan los tambores preciosos,

on chalchiuhtlacapitzohuayan,
donde se hacen oír las bellas flautas,

in itlazo teotl, a in ilhuicahua,
del dios precioso, del dueño del cielo,

ihui quecholicozcatl
collares de plumas roja

huihuitolihui in tlalticpac.
sobre la tierra se estremecen.


Cuicachimal ayahui,
Envuelve la niebla los cantos del escudo,

tlacoch quiyahui tlalticpac,
sobre la tierra cae lluvia de dardos,

in nepapan xochitli on yohuala ica,
con ellos se obscurece el color de todas las flores,

ya tetecuica in ilhuicatl.
hay truenos en el cielo.

Teocuitla chimaltica
Con escudos de oro

ye on netotilo.
allá se hace la danza.


Zan niquitohua,
Yo sólo digo,

zan ni Cacamatzin,
yo, Cacamatzin,

zan niquilnamiqui
ahora solo me acuerdo

in tlatohuani Nezahualpilli.
del señor Nezahuapilli

¿Cuix on motta,
¿Acaso allá se ven,

cuix om monotza
acaso allá dialogan

in Nezahualcoyotl
él y Nezahualcóyotl

huehuetitlan?
en el lugar de los atabales?

Ni quim ilnamiqui.
Yo de ellos ahora me acuerdo.


¿Ac nel ah yaz?
¿quien en verdad no tendrá que ir allá?

¿In chalchihuitl, teocuilatl,
¿Si es jade, si es oro,

mach ah ca on yaz?
acaso no tendrá que ir allá?

¿Cuix nixiuhchimalli,
¿soy yo acaso escudo de turquesas,

oc ceppa nozaloloz?
una vez más cual mosaico volveré a ser incrustado?

¿In niquizaz?
¿Volveré a salir sobre la tierra?

¿In ayatica niquimilolo?
¿con mantas finas seré amortajado?

Tlalticpac, huehuetitlan,
Todavía sobre la tierra, cerca del lugar de los atabales,

¿niquim ilmamiqui!
de ellos yo me acuerdo.


Este poema viene en:
Trece poetas del mundo azteca.
Miguiel León - Portilla.
Universidad Nacional Autónoma de México.
Primera edición: 1967.